sábado, 30 de octubre de 2010

Las causa internas y externas del conflicto armado en El Salvador






CAUSAS INTERNAS DEL CONFLICTO

a) Causas Económicas

El Salvador es un país eminentemente agrícola, su economía descansa en el cultivo de productos internacionales como el café (principal cultivo), la caña de azúcar y el algodón. Esto originó una estructura semiformal donde se crea una fracción de clase “La Oligarquía” la cual busca consolidarse en el poder económico y político.

La Oligarquía salvadoreña empieza su consolidación económica con el cultivo del café, comienza a someter a la comunidad indígena destruyendo las tierras ejidales y comunales, especialmente en Santa Ana, Ahuachapán, La Libertad y San Salvador, busca la consolidación política, mediante la instalación de presidentes oligarcas, como Ángel Guirola (1884), Tomás Regalado (1898), Pedro Escalón (1903) y la dinastía Meléndez-Quiñónez (1913-1916), es decir toman el poder político y conforman los círculos intelectuales 1.

“El capitalismo en El Salvador se da por la vía junker, es decir, por una economía basada en el rompimiento del antiguo derecho de los servidumbre, creando una mano de obra liberada de los medios de producción, con la introducción del café 2”.

El problema económico basado en la injusta distribución de la riqueza, lleva a una situación caótica en que vive la mayoría de la población donde “casi el 90% de los trabajadores agrícolas y sus familiares viven en habitaciones malsanas...3”, lo cual ha dado orígen a la organización de los sectores desposeídos y la clase media, en la búsqueda de mejores condiciones de vida, luchas que son parte de nuestra historia como el levantamiento de 1932, en la zona occidental o el levantamiento generalizado de la década de los ochenta.

b) Causas Políticas

La oligarquía después de consolidarse en el poder busca un soporte para dejar a su cargo la actividad política, y poder dedicarse a la parte económica, este soporte se encuentra en el estamento militar, quien pasa a ser su mas grande aliado.

Los militares han tenido un papel relevante en la historia salvadoreña, esta alianza entre capital y militar se da en 1931, cuando un golpe militar derroca al gobierno de Arturo Araujo, sacando el mayor provecho el General Maximiliano Martínez, quien gobierno de facto el país por trece años 4, a partir de acá se da una negra historia de gobiernos militares que se trata de romper con el Golpe de Estado del 15 de Octubre de 1979.

Esto provocó el cierre de todo espacio político a la oposición, ya que mediante elecciones fraudulentas, la imposición y la represión, se mantenían en el poder, se crearon partidos oficiales como el Partido de Conciliación Nacional (PCN) y organismos Paramilitares como la Organización Democrática Nacionalista (ORDEN).

Esto implicó, una serie de artimañas y acciones, como el engaño y fraude electoral, por ejemplo las elecciones presidenciales de 1972 y 1977, el asesinato, el exilio, la tortura y la represión, esto obligó a la oposición a buscar otras formas de luchas, hasta llegar a la lucha armada y al conflicto generalizado.

CAUSAS EXTERNAS DEL CONFLICTO

a) Conflicto Este-Oeste.

Con el triunfo de la Revolución en la Rusia Zarista de 1917 y la conformación de la URSS, un nuevo sistema se comienza a conocer en el panorama político; El Socialismo quien se opone directamente al sistema capitalista. Con la finalización de la Segunda Guerra Mundial, quedan en el mundo dos grandes potencias, la Unión de Republicas Socialistas Soviéticas (URSS) y los Estados Unidos de Norteamérica (EEUU) (Vanguardia del Capitalismo), los grandes polos de poder comienzan a fortalecerse y consolidarse; el Este y el Oeste, formándose así la bipolaridad cuyos centros de poder están en Washington y Moscú; estos buscan consolidar su posición en todo el globo terráqueo, Europa, África, América, Asia y Oceanía.

A partir de 1950 con los acontecimientos de Corea se comienza a utilizar el término Guerra Fría designando así no una guerra declarada entre las grandes potencias, sino a una guerra de carácter ideológico que se libra en la periferia entre los Movimientos de Liberación Nacional y las dictaduras militares apoyados por el imperialismo (esta guerra es de carácter militar); en este esquema los Estados Unidos de Norte América, defienden sus zonas de seguridad e influencia América.

Bajo la doctrina de la Seguridad Nacional, se trata que todos los gobiernos y ejercito de América (bajo tutela de Estados Unidos) combatan la presencia del comunismo y eliminen los brotes subversivos mediante la aniquilación de los movimientos de liberación nacional, Centro América y especialmente El Salvador zona de seguridad de Estados Unidos, ya que son considerados su patio trasero por su cercanía con su frontera Sur-México y esto implica que al caer Centro América, “cae” su zona de seguridad.

Con el triunfo de la revolución cubana, el uno de enero de mil novecientos cincuenta y nueve se instaura el primer gobierno de tipo socialista en la región, esto implica el incremento de la actividad Revolucionaria en América Latina; con la crisis de Asia, Camboya, Vietnam, etc. En los años setenta y el triunfo de la revolución sandinista en Nicaragua el 19 de Julio de 1979, el esfuerzo de la administración norteamericana, se radica en El Salvador con el fin de frenar el avance comunista en la región.

Los norteamericanos manejan la tesis que la Unión Soviética (URSS) a través de Cuba y Nicaragua, fomenta la agresión comunista en El Salvador y América. Para esto, el Departamento de Estado Norteamericano utiliza el concepto Guerra Baja Intensidad, enmarcando a nuestro país bajo este conflicto, entendiendo por guerra de baja intensidad aquella que se libra contra los movimientos de liberación nacional, en la cual no hay un desplazamiento de tropas norteamericanas sino que los ejércitos nacionales son los que combaten y estos son solo apoyados por el ejercito norteamericano, a la vez quiere decir que las acciones políticas e ideológicas prevalecen a las acciones militares 5.

Esto implica desplazamiento de recurso económico, militares, logísticos, hacia El Salvador con el propósito de incrementar el número de efectivo militares, equipos, pertrechos y operatividad de estos a la vez invertir en ayuda económica y en programas sociales, fondos provenientes de la Agencia para el Desarrollo Internacional (AID) los cuales se canalizan a través de la Comisión Nacional de Restauración de Áreas (CONARA) todo esto como parte de la lucha contrainsurgente.

b) Conflicto Norte-Sur.

Es el conflicto que se libran entre los países poderosos industrializados del norte y los países del sur, nuestro país no es la excepción, ya que desde la colonia misma ha sido víctima del saqueo de propios recursos naturales y la explotación misma de su mano de obra, a través de la influencia del gobierno español, y últimamente del imperio norteamericano, esto se debe a que los países industrializados necesitan de todos los recursos de los países pobres para florecer su industria, y sus mercados. Los países pobres se han convertido en zona influenciada de los países desarrollados, interviniendo estos en sus asuntos internos, irrespetando su soberanía y la autodeterminación de los pueblos en muchos casos mediante la imposición de gobiernos, imposición de planes económicos, aumento de la deuda externa de los Estados.

En muchos casos, no solo causan malestar entre los gobiernos de los países pobres, sino que su población cada día sufre el saqueo de su riqueza, el ahogamiento de su día economía por la deuda externa y el irrespeto a su soberanía, esto motiva a los pueblos no solo a librar una lucha contra las estructuras internas sino que también contra la influencia exterior y crea un sentimiento anti-imperialista, ya que se crea una nueva forma de dependencia, de dominación entre metrópoli-colonia reflejada por intereses económicos.

Esta nueva forma de dependencia se refleja en el proceso de transnacionalización donde grandes capitales de los países desarrollados forman una relación desigual con los países pobres del tercer mundo, explotando sus recursos naturales, su mano de obra barata y sus mercados. Estos gobiernos ponen una serie de condiciones que obligan a los países pobres a someterse a las metrópolis y en muchos casos se llega a una intervención directa en los asuntos interno llegándose a perder la independencia y soberanía; esto es una nueva forma de dominación lo que viene a agravar mas el conflicto entre el Norte y el Sur.

En el primer período la administración Reagan, se busca un triunfo rápido sobre el movimiento de liberación, se desarrolla todo un aparato militar, creando batallones élites, unidades motorizadas, y de desplazamiento rápido a la vez, se realizan acciones políticas, y de asistencias encaminadas a quitar apoyo popular a las fuerzas insurgentes, es decir se busca romper la retaguardia política al enemigo.

Esta acciones financiadas por la AID, a través de CONARA, Alcaldías y otras instituciones estatales; pero este triunfo rápido sobre el movimiento de liberación, nunca llegó, el malestar y cansancio se empieza a sentir al interior de la sociedad salvadoreña, como de la sociedad norteamericana, la cual no quiere “otro Vietnam”.

Este período trae una connotación diferente al primero, la posibilidad de una victoria militar no era real; y al interior de los Estados Unidos, hay presión porque se resuelvan los problemas domésticos y en especial que asuma su papel de potencia hegemónica, dando una respuesta ante la embestida comercial y financiera de Japón y la Comunidad Europea.

En El Salvador, se empieza a visualizar un cambio en la dirección del conflicto, ya no se busca el triunfo militar, sino otro tipo de solución, se plantean reformar políticas, en especial se busca abrir espacios a la participación de los partidos políticos; entre los acontecimientos mas importantes, las elecciones presidenciales de 1989, donde llega un civil al poder, enmarcando el inicio de todo un proceso electoral y la visita de la comisión bipartita o comisión Kissinger, la cual en su informe sobre Centroamérica, plantea mejorar las condiciones de vida, la participación política de amplios sectores, y la búsqueda de una salida negociada a la crisis de la región.

Dentro de los dos períodos hay cambios muy significativos causados tanto por los cambios en el contexto internacional, las presiones al interior mismo de los Estados Unidos por la sociedad norteamericana, y las condiciones mismas de desarrollo del conflicto; pero la administración Reagan nunca abandona su justificación ideológica para intervenir en la región, ni reconoce las causas internas con verdaderas causas del conflicto que vive la sociedad salvadoreña.

6 comentarios:

  1. Saludos, tu información está muy interesante este tipo de artículos faltan en todas partes para dar a conocer una visión completa de lo que pasó en ese periodo de tiempo. Ahora una cuestión tu pones varias citas y varios datos pero no veo de donde los sacas o los sustentas, ¿podrías indicarme el lugar para poder indagar más?. Saludos. te dejo mi correo: cool_aguilar@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por la información. Me sirvió de mucha ayuda... Bendiciones

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. buena información me sirvió para una tarea

    ResponderEliminar